Recordando los principios

La vida que vivimos es una eterna caja de sorpresas. Lo veo al releer este blog para tratar de organizar de nuevo sus entradas, aunque he terminado optando por dejarlas tal cual y comenzar a reordenar desde aquí. Es una forma, también, de ver como estamos en una nueva etapa vital en la que el humor de antaño vuelve a ir aflorando en mis letras y mis bromas. Aunque sé que, aún, mis textos suenan tristes.

No debe preocuparse nadie por eso. Siempre fui petrarquista y me gusto la belleza de la tristeza; de una lagrima recorriendo una mejilla. La sensibilidad de unas letras que se adentran en el alma. Me gusta eso y me gusta creer que soy capaz de generar sentimientos en los demás.

Pero he hecho una promesa, la de tratar de reflejar la parte más alegre de la vida. La que en otra vida me llevó a demostrar que era Fatman (que Batman vuela y es rico) o un hombre 2.0 preparado para la subida de los mares. Tratar de provocar risas y no preocupaciones porque, además, así es como me siento en estos momentos. A pesar de tantos pesares, soy feliz.

Soy feliz con los míos, con los que siguen a mi lado desde que tengo uso de razón y con los que han entrado nuevos en mi vida. Soy feliz con un trabajo que me apasiona, aunque ahora pueda guiar más bien poco (y a pocos cada vez) y que hace que cada día sea como el primero que salí a enseñar el mundo que me rodea.

También soy feliz con mis libros y puedo decir con orgullo que en este 2021 verá la luz ese libro de leyendas que tantos años me ha costado recopilar, escribir y dejar como me gusta. También he vuelto a escribir con ganas en 2020 y “Las fanfarronescas aventuras del Capitán Fat” cada vez están más cerca de llegar al final (o no) de las grotescas aventuras del loco y orondo capitán de La Marabunta. Y con él, también he navegado en mi próxima novela histórica, saliendo por fin del letargo de letras que tanto tiempo ha tenido parados a mis dedos.

En cierta forma, este blog, Catandur, es parejo a eso. Aquí he plasmado mis vidas: las que tuvieron momentos felices, los tristes, los polémicos,… todas esas vidas que esta pandemia que ahora vivimos no logrará parar y continúan avanzando bajo este cielo frío.

Publicado por Javi Fornell

Historiador y novelista. Amante de las letras y de los libros. Bibliotecario por vocación. Redactor en Toppercan

Un comentario en “Recordando los principios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: