De odios

Ahora entiendo la inquina (que no odio) que tienen en el Campo de Gibraltar al Cádiz (que no a Cádiz). Si es que… ¡vaya con la policía inglesa!, estos si que saben cómo dividir lo indivisible y crear discordia donde siempre hubo concordia. Y es que, han tenido -desde tiempo inmemorial que se decía en las crónicas- de pintar sus patrulleros, esos que día si, día también, hostigan cual corsarios al mande de sir Drake a los pesqueros hispanos, del color que ensalza los corazones cadistas.

Y es que, por más que uno sea fan de Harry Potter y del whisky escoces, al final, no queda más que acordarse de los hijos del Pérfida Albión.

Publicado por Javi Fornell

Historiador y novelista. Amante de las letras y de los libros. Bibliotecario por vocación. Redactor en Toppercan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: