De gordos navideños

Me gusta el día 22 de diciembre. Es un gran día. Uno de esos en los que al gente va feliz por la calle, con esperanzas de un futuro mejor y que, cuando termina la mañana y los niños dejan de cantar sus números, se dan cuenta de que, al menos, les queda salud.

Pero me gusta, sobre todo, porque hoy es un día especial. En este mundo gordofobo desde que Felipe II se pusiera farruco con los suyos, hoy es el día del Gordo. Así, con mayúsculas, y yo que soy gordo de minúsculas me siento halagado. Si el resto del año se nos insulta, hoy se nos alaba y espera con ansias “que te toque el gordo”, dice la gente, y yo, gordo, me aprovecho de la circunstancias y reparto suerte como el cabrón colorado de la Coca-Cola reparte latas en Nochebuena.

Y es que no hay nada mejor que ser gordo en Navidad.

Publicado por Javi Fornell

Historiador y novelista. Amante de las letras y de los libros. Bibliotecario por vocación. Redactor en Toppercan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: