Las Navas de Tolosa

Ya estoy de vuelta. Después de un fin de semana intenso en el que, junto a otros 300 recreadores hemos conmemorado la batalla de las Navas de Tolosa. Una experiencia que hay que vivir, por muchos motivos. Primero por las amistades que comienzan a forjarse de recreación en recreación; segundo, por las conversaciones a la luz de las velas o entorno a un plato de costillas con miel; tercero porque durante unos días vivo en «mi siglo»; cuarto, porque la batalla de las Navas de Tolosa bien merece el reconocimiento de la sociedad española y europea por lo que supuso para nuestra historia. 
Más allá de lo políticamente correcto, las Navas propició el inicio del fin de Al-Andalus y el establecimiento de una cultura cristiana que nos unía al resto de Europa, esa Europa que se convirtió en el eje de nuestra propia historia y que nos ha empujado a ser lo que hoy somos: una sociedad moderna, democrática, igualitaria. En la que, pese a la crisis que hoy tenemos, vivimos en un estado de bienestar que no tienen nuestros vecinos del sur. Aquellos que continuaron con una tradición islamista, en los que la mujer queda relegada a esconderse bajo el burka, donde los derechos humanos brillan por su ausencia y donde la religión se hace estado para transformar la falsa democracia en teocracia real.

Publicado por Javi Fornell

Historiador y novelista. Amante de las letras y de los libros. Bibliotecario por vocación. Redactor en Toppercan

Un comentario en “Las Navas de Tolosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: